vicitas!

lunes, 29 de agosto de 2011

-¿Sabes que quiere decir a tres metros sobre el cielo? Es como estar en el cielo pero más arriba, mucho mejor que bien, y con la persona que quieres. No voy a acosarte más, ni a decirte más veces que te quiero. Porque me gusta quererte, disfruto viéndote, imaginando conversaciones y paseos que no han sucedido, y estar a tres metros sobre el cielo, y eso me basta, me gusta. Dejémoslo en manos de la suerte.

-¿Llevas meses persiguiéndome y ahora dices que lo dejas en manos de la suerte?

-¿Sabes esos bombos enormes de la lotería? Pues imagínate que llenamos uno con un millón de bolas con los nombres de todos los hombres del mundo, pues estoy segura de que si metiera la mano en ese bombo, sacaría tu nombre. Aunque me empeñara en buscar otro, aunque metiera nombres repetidos para hacer trampa
. Sacaría el tuyo. Y eso es lo que yo entiendo por suerte. Es lo que quiero.

-Tu espacio vacío, nunca nadie lo llenara.

domingo, 28 de agosto de 2011


Recuérdame, un día cualquiera, cuando tengas cuarenta años, mujer, dos hijos y una hipoteca. Sólo piensa en mí. Quizás un día pongan aquella película en la televisión, la que yo no paré de recomendarte hasta que la viste, y no puedas evitarlo. O comience a sonar esa canción de Pulp en la radio mientras llevas a tu hijo a su entrenamiento de fútbol. Puede que pienses en aquella actriz y sonrías en mitad de la calle recordando que tú te la pediste primero. O tal vez tu hija te pregunte que hacías cuando eras joven y sin que puedas hacer nada aparezca mi imagen en tu cabeza. Simplemente eso, acuérdate de esta ilusa con la que compartiste un par de días de cama y cuatro besos tontos.

sábado, 27 de agosto de 2011


No se precisamente lo que estoy sintiendo. Es raro, muy raro. Es ilógico e irreal a la vez. Es una nube que se desvanece y que tengo miedo de dejar de ver. Estoy cayendo en el abismo rápidamente.
  Las horas pasan cada día mas rápido, no me dan tiempo a despedirme; despedirme de lo que me hace mal, del rencor, de la rabia, de la ignorancia, de la vida misma.
 Es patético que diga eso, pero es verdad. Hay cosas que tengo que eliminar de mi vida. Paso 1: gente. Estamos por la borda de gente falsa y careta, de a poco se van eliminando y me atrevo a decir que ellos mismos, con las actitudes que tienen y lo que generan alrededor. Paso 2: de los malditos recuerdos, de los absurdos y estruendosos recuerdos. Directamente de los malos recuerdos, de los momentos feos, agobiantes, abrumantes, sofocantes y desesperantes. Por último, paso 3: de hacerme la cabeza por todo. Imagino cosas, cosas que me pueden producir bronca y enojo. Cuando descubro que era totalmente distinto a lo que me imaginaba siento un gran alivio y a la vez gracia. Porque me doy cuenta de lo dramática que fui, por solamente leer cosas incoherentes.
  En fin, era para descargarme o solamente para hacer algo en mi momento de aburrimiento total. Y por ultimo también, creo que la cama me llama. Adiós.



Y RECUERDEN, 
EL MUNDO ES SUYO.̊

jueves, 25 de agosto de 2011

Leí esto y me di cuenta de varias cosas:
*es la historia de una chica ciega: Ella no aguantaba a nadie y menos a ella por ser ciega, excepto a su novio, que la quería y la amaba mucho. Un día, consiguió unos ojos sanos, y la operaron, entonces pudo ver. Su novio le pidió que se casara con el, y ella al ver que era ciego le dijo que NO, y que se alejara de ella, el acepto con tristeza, y en su partida le dejo una carta que decía "CUIDA BIEN LOS OJOS QUE TE REGALE”,"TE LOS DI PARA QUE CONOZCAS EL MUNDO",lo que uno hace por amor no?*
 Osea, nose si fue darme cuenta, pero como que me agarro una cosa en el pecho. Nos damos cuenta cuando no aprovechamos las cosas? Uno no se da cuenta lo que tiene. Nose si tiene algo que ver, pero pienso así.

domingo, 14 de agosto de 2011

Todas tenemos un muerto en el placard, ese pibe que en el pasado nos gustó bastante y que hoy no nos mueve un pelo. Que el aburrimiento no nos haga revivirlos, que la rutina no se avive con zombies. Hay que salir a buscar historias nuevas. 

La loca de mierda•



viernes, 12 de agosto de 2011


Las cosas más locas, son las más patéticas, las mas irreales. Creo en la suerte, depende que suerte. Creo en la muerte, y depende que muerte. Creo en la mentira, y fue parte de ella. Creo en la vida, porque la estoy viviendo. Creo en que la gente esta loca, y me considero una de ella. Creo en la esperanza, porque otra no queda. Creo en el amor a primera vista, porque fuiste mi único amor. Creo en los romances pasajeros, porque de esos, hay miles. Creo en los chamuyeros, porque muy adentro, tienen algo especial. Creo en la amistad entre el hombre y la mujer, porque sino, estaríamos perdidos. Creo de todo; Creo en todo, porque todo es lo que me hace mal.

Siempre nos sale todo mal. A veces pensamos que todos son unos garcas y capas termina siendo al revés. Los garcas somos nosotros. La verdad, que ni yo me entiendo. Me toman por un punto en el cual me dejan en duda, con la mente en blanco. Que ago? Somos todos caretas? O solo algunos? Nose, nose. Decimos algo y después cambiamos las versiones? Decimos cosas equivocadas? Nose. Pero quiero una respuesta.
  Ya hay cosas que me superan, y nose por donde empezar. Quiero limpiar mi papelera de reciclaje de la cabeza y empezar de 0. Dejando solamente cosas insignificantes o buenos momentos, todo lo demás atrás.
  Que bueno que seria tener un surp en la cabeza y sacar todo. Además, es increíble también, con la facilidad de que algunas personas te borran de su vida. Creo que eso tengo que hacer, nada mas. La  gente se olvida de mi fácilmente, porque yo no puedo?
 Dos temas, en uno solo. Hipocresía. Bronca, odio. Rencor. Estar afuera de todo? Puede ser, pero quiero estar en mi mundo, quiero pensar simplemente en lo mío y en lo de nadie más. Que ya bastantes problemas tengo. Empecé el día bien. Lo termino como el culo. Siempre es eso. Nada más. Leer algo, o enterarse de algo que caiga mal, es lo peor, y mas cuando te das cuenta de quien viene eso.
  Hay que hacerle caso a la razón, no al corazón.

jueves, 11 de agosto de 2011

lunes, 8 de agosto de 2011

Te voy a amar.


Es poco decir, que eres mi luz, mi cielo, mi otra mitad. Es poco decir, que daría la vida por tu amor y aun más. Ya no me alcanzan las palabras no, para explicarte lo que siento yo; y todo lo que vas causando en mí. Lo blanco y negro se vuelve color, y todo es dulce cuando está en tu voz, y si nace de ti. Te voy a amar y hacerte sentir, que cada día yo te vuelvo a elegir, porque me das tu amor sin medir, quiero vivir la vida entera junto a ti. Es poco decir, que soy quien te cuida como ángel guardián. Es poco decir, que en un beso tuyo siempre encuentro mi paz. Ya no me alcanzan las palabras no, para explicarte lo que siento yo y todo lo que vas causando en mí. Lo blanco y negro se vuelve color, y todo es dulce cuando está en tu voz y si nace de ti. Te voy a amar!
Es poco decir que en un beso tuyo siempre encuentro mi paz.

viernes, 5 de agosto de 2011

Un viaje.


Los grandes momentos de la vida están llenos de preguntas.
Los grandes encuentros de la vida están llenos de interrogantes.
Cuando llega el gran momento uno cree haber contestado todas las preguntas. Cree estar listo. Ya en ese momento uno cree tener las respuestas y acciona. Pero siempre surgen nuevos interrogantes. Qué, cómo, cuándo, dónde y por qué. Eso es lo que siempre nos preguntaremos.
¿Importa dónde estamos? ¿Hay que tener una razón para hacer todo lo que hacemos? Vivimos deteniéndonos con preguntas. ¿A dónde vamos? ¿Cuál es el camino? ¿Qué sentido tiene todo? Nos llenamos de preguntas. ¿Y si no llego? ¿Y si no te encuentro? ¿Y si te pierdo?
¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué? Todas las preguntas tienen la misma respuesta. ¿Qué es esto? Un viaje. ¿Cómo llegué acá? Viajando. ¿Cuándo? Durante el viaje. ¿Dónde estoy? En el viaje. ¿Por qué? Por el viaje. De regreso a casa, a la luna, al centro de la tierra o al interior de uno mismo. Todo es un gran viaje, en el que sabemos de dónde partimos, pero no a dónde llegaremos. Y eso, es lo más divertido del viaje.

jueves, 4 de agosto de 2011

-¿Nunca se te ha ocurrido pensar que tu vida sería mucho más sencilla si no te hubieras enamorado de mí?

-Quizás, aunque sería una existencia vacía, sin valor.

-Estar con alguien es una elección, es algo que elegimos para creer que estamos bien, para sentir que estamos en compañía, compartiendo momentos y cosas con la persona que queremos.. Es fácil no tener que elegir, y hacer de nuestras vidas una rutina: ir siempre por el mismo camino, nunca pegar un volantazo, nunca permitir una sorpresa…

Pero eso no es vivir, es el pánico que nos da tener que elegir. Siempre que tenemos opciones, hay que elegir y arriesgarse a jugársela por una sola opción, y siempre que elegimos, vamos a perder algo. El terror al abandono, a sufrir y arrepentirnos de nuestra elección puede ser nuestro peor enemigo, por eso no hay que tenerle miedo a las opciones. Aunque el miedo no es no saber lo que queremos, sino no estar seguros, porque si no dudamos, no probamos y no buscamos, nunca vamos a saber lo que queremos.

El mundo está lleno de posibilidades, y no por una elección hay que perder las demás; pero si elegimos todo, no elegimos nada. Cuando somos estructurados, rígidos y no nos corremos del camino, pensamos que no somos libres. Pero cuando pensamos que en verdad lo somos, estamos presos de nuestra propia indecisión. Algunos no eligen por miedo a perder algo; otros por miedo a perder todo y terminan sin elegir nada. ¡Nadie sabe que es peor! Cuando uno no elige, la vida elige por uno y eso no es ser libre, ser libre es animarse a elegir un lugar donde quedarse, una opción, jugarse por una relación y no temerle ni al compromiso, ni a lo que pueda pasar después. Uno se siente libre, pero es un engaño, si uno no elige nada, no tiene nada.

Hay muchas razones para decir "no", y muchas razones para decir "sí", pero no podemos permitirnos no elegir, ya que el elegir es darnos oportunidades a probar y a obtener cambios.-

-